BT PULL

Protector para la hiperflexión de las falanges

desde 97,60

El protector para la hiperflexión de las falanges es útil en caso de enfermedades neurológicas que causan déficit propioceptivo grave por la cual el perro no puede percibir la posición de su extremidad en el terreno, por lo que tiene que apoyar la pata en el dorso (dorsiflexión).

  • Los precios indicados llevan el IVA incluido
  • Descripción
  • Tabla de tallas
  • Instrucciones de uso

Descripción

PARA QUÉ SIRVE

El protector para la hiperflexión de las falanges es útil en caso de enfermedades neurológicas que causan déficit propioceptivo grave por la cual el perro no puede percibir la posición de su extremidad en el terreno, por lo que tiene que apoyar la pata en el dorso (dorsiflexión). BT PULL es útil también para los daños en el nervio ciático (por ejemplo, tras una fractura de la pelvis o del fémur), con el objetivo de evitar que del problema neurológico se cree un daño ortopédico de acortamiento de los tendones flexores del pie.

VENTAJAS

La aplicación del protector permite: la corrección del apoyo errado de la extremidad; un estímulo continuo y correcto de las vías nerviosas propioceptivas, también durante el paseo; un estiramiento constante de los dedos del pie y, por lo tanto, de los tendones flexores de los dedos, evitando así el acortamiento de los mismos.

CARACTERÍSTICAS
  • Tejido transpirable.
  • Lavable a mano.
  • Comodidad.
  • En la confección hay un refuerzo hecho con materiales que se utilizan a menudo en casos graves de hiperflexión de las falanges, que permiten una mejor apertura de las mismas, también para perros de tamaño grande. El refuerzo se puede quitar en caso de que no sea necesario.

Producto disponible en 5 tallas.

XXS2-4 kg, también para gatos
XS5-10 kg
S10-20 kg
M20-40 kg
LMas de 40 kg
CÓMO SE COLOCA

 

Istr_btpull1 Istr_btpull2  Istr_btpull3

 

RECOMENDACIONES DE USO
  • Durante el periodo obligatorio se aconseja no dejar al perro solo durante mucho tiempo, porque podría intentar quitarse el protector, mordiéndolo o arañándolo.
  • Se puede ajustar la correa elástica desatando el nudo que hay encima del protector para aumentar o disminuir la tensión de la misma y, en consecuencia, la apertura de las falanges del perro.